De pulpa naranja maciza y muy sabrosa, la calabaza confitera se presta a muchas preparaciones culinarias. Con naranja y jengibre, la mermelada de calabaza es un excelente relleno de tartas, crepes o complemento para el queso fresco, yogur o requesón.

VOLVER AL CATÁLOGO
PT
EN
FR
ES
CAT